haz click aquí para ver señas

lunes, 27 de septiembre de 2010

Sobre modalidades contractuales

   Qué tipo de contrato sería el correcto en el caso de una empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones informáticas que pretende contratar a una trabajadora para la investigación y desarrollo de un programa  informático solicitado por un cliente.

   En principio, la modalidad contractual correcta sería la de obra o servicio determinado regulado en el art. 15.1 a) ET y RD 2720/1998, de 18 de diciembre, puesto que la realización de un programa informático, concreto y específico, encargado por un cliente de la mercantil, constituye una obra o servicio dotada de autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y puede ser, por tanto, objeto de este contrato.

  Téngase en cuenta que, en principio, la obra o servicio no tiene por qué corresponderse con actividades anormales de la empresa, puede darse en lo que constituyen las actividades normales de ésta, pero necesitan tener en todo caso autonomía y sustantividad propias. Dicho de otro modo, el objeto del contrato no debe constituir una mera manifestación de la ordinaria actividad empresarial carente de cualquier singularidad que autorice su sometimiento a esta concreta modalidad contractural.

   Hacer un uso contrario a Derecho o fraudulento en la contratación, conlleva que el contrato se presumiría indefinido, y a la terminación del mismo constituiría en sí un despido improcedente.